Conceptos generales sobre la pintura automotriz

La pintura para automóviles, como su nombre lo indica, es la pintura que se coloca al exterior de los automóviles. Comúnmente, esta pintura se aplica para decorar el coche, haciéndolo visualmente más llamativo. Sin embargo, este no es el propósito principal o más significativo de la pintura, debido a que ésta se emplea principalmente para evitar la corrosión del metal.

Se deben aplicar tres capas a la superficie que se va a pintar para conseguir el pulido que poseen los coches de fábrica o recién salidos de un taller profesional.

Primer

Se llama capa base y es la capa inicial que se debe aplicar. El gris es el tono más popular para esta capa; sin embargo, existen otras opciones como el amarillo, el azul y el blanco. Del mismo modo, existen tintas de tono muy similar al tono final previsto, lo que permite que las capas posteriores se cubran de manera rápida y sencilla. Sirve como nivelador, debido a que permite corregir las manchas o imperfecciones que hayan quedado en la superficie a lo largo del proceso de fabricación. Asimismo, protege contra la corrosión, las variaciones de temperatura, los golpes, etcétera. Por último, mejora la adherencia de la pintura sobre la superficie, facilitando su aplicación.

Pintura base

Se conoce como la pintura propiamente dicha, debido a que contiene las cualidades de color y los efectos estéticos requeridos por el fabricante o el cliente. Se suelen emplear pinturas con base solvente y con base de agua. Las pinturas con base solvente tienen la ventaja de que se secan rápidamente debido a la rápida evaporación de los solventes empleados; sin embargo, estos solventes son perjudiciales para la capa de ozono. Las de base acuosa, en cambio, son menos peligrosas para el medio ambiente, pero se secan lentamente debido a la lenta evaporación del agua, lo que hace necesario el uso de hornos o lámparas especiales.

Barniz o capa traslúcida

Este revestimiento se suele pulverizar sobre la capa de pintura de color, el cual se encuentra expuesto al medio ambiente. Esta capa debe ser resistente a la abrasión y, al mismo tiempo, lo suficientemente estable desde el punto de vista químico como para tolerar la luz ultravioleta.

En la mayoría de los casos, el proceso de pintura de un coche termina con el pulido de la superficie, que elimina los defectos de la pintura y produce un brillo de espejo.



Principales aspectos que se deben tomar en cuenta al comprar pintura automotriz

Distinguir la calidad de diversas pinturas y conocer todas las características generales, pueden convertir a cualquier persona en un experto de la pintura de automóviles. En este artículo, se profundizan diversos puntos a tratar, con el objetivo de que el usuario final adquiera la pintura de automóviles ideal para su vehículo o negocio.

  • El fabricante de la pintura

Parece algo básico; sin embargo, en ocasiones se pasa por alto, sobre todo cuando se intenta ahorrar dinero durante el proceso de pintado. Por lo general, las marcas de pintura ofrecen productos de diversas categorías según su precio, ya sea económico, medio o plus. En consecuencia, se recomienda escoger aquella que tenga mayor cobertura (número de colores y tipos de acabados), mayor experiencia y mejor reputación.

  • Línea de pintura completa

Otro factor a tomar en cuenta en el momento de elegir una pintura son las distintas líneas de la marca y los productos asociados a ellas, así como el hecho de que le permita:

  • Elegir entre una selección de bases, primer, reductores, catalizadores, esmaltes, adhesivos y otras pinturas líquidas.
  • Emplear diversas formas de secado y en diversos plazos.
  • Utilizar una variedad de herramientas de combinación de colores.
  • Adaptar la pintura a diversas tecnologías de aplicación.

De igual manera, deben ser capaces de trabajar con una variedad de gamas, incluyendo la básica, la media y la plus. De este modo, se podrá establecer un presupuesto y obtener mayores posibilidades.

  • Un excelente igualador de colores

Como se ha mencionado anteriormente, es fundamental que la empresa de pintura ofrezca la posibilidad de emplear diferentes herramientas de igualación de colores, así como que sus productos suministren el color original de la marca del coche en específico. Del mismo modo, existen otros tipos de tecnologías, tales como catálogos digitales, programas o aplicaciones móviles.

  • Cercanía del domicilio

Otro factor a tener en cuenta es la cercanía de varios lugares de venta al taller: será más sencillo transportar el material, si la marca de pintura en la que se pretende invertir cuenta con muchos locales que manejen todas las gamas que se requieren.

  • Costo

Se deben evaluar los precios de las pinturas de acuerdo con la calidad que ofrecen. Dependiendo del presupuesto, se puede realizar un acabado de dos o tres capas, utilizar uno o más primer o emplear un mejor reductor.

  • Durabilidad y alta calidad

Antes de comprar un tipo de pintura para automóviles, es fundamental verificar que ésta pueda proporcionar resistencia y calidad a largo plazo. Pero, ¿cómo saberlo? La resina, por ejemplo, es uno de los componentes más importantes. Cuanto mayor sea la calidad de una lata, mejor será el acabado y, por ende, tendrá mayor duración.


  • Servicio al cliente

Una vez dentro del negocio, es importante considerar el nivel del servicio, incluyendo las sugerencias que puedan surgir, con la finalidad de mejorar la calidad del trabajo.

Cabe destacar que la Pintura Automotriz Max cuenta con las características anteriormente mencionadas, generando mayor profesionalidad en el trabajo y mejores beneficios en el negocio automotriz.